Locutores que han marcado la radio mexicana

Fuente: La Saga

Hoy se conmemora el Día del Locutor Mexicano y queremos celebrarlo presentándote a los locutores más queridos de la radio mexicana. Dinos si falta alguno.

La voz universal

Chiapaneco, sobrino de Rosario Castellanos, Adolfo Fernández Zepeda comenzó su carrera al suplir a un amigo suyo en la primera Feria del Hogar en el Auditorio Nacional, dando los comerciales de la feria, lo escuchó el director de la Escuela Nacional de Locutores; su voz le gustó tanto que le pagó 40 pesos diarios por trabajar en la feria. Fue la primera voz en conducir la Hora de los Beatles y a través de la radio conoció a su esposa, quien lo llamaba para pedirle canciones.

Con 59 años en la radio, hoy dirige El Fonógrafo y Universal Stereo. Para cuidar su voz procura no beber refresco, aunque sí ingiere bebidas frías.

Charo Fernández

En esta mujer se conjugó todo lo necesario para volverla un icono de la radio ochentera: de niña su padre le regalaba discos de rock, la mandó a estudiar inglés y Música Contemporánea a Inglaterra y con una carrera en Ciencias y Técnicas de la Información de la Universidad del Nuevo Mundo, su destino era conducir la flamante WFM, donde daba noticias musicales que obtenía de revistas que sus amigos le enviaban de EU. Incluso Miguel Alemán Magnani, dueño de la estación, le traía revistas cuando salía de viaje, con tal de tenerla actualizada.

La era del dinosaurio

Si te gusta el rock, escuchar a César Alejandre era obligado. En sus programas, desde Radio Capital hasta Reactor, siempre nos mostraba un poco más del amplío universo roquero. Amábamos que pusiera a la gente a votar por la canción que quería escuchar, lo que seguía pasando a pesar de que su último programa se transmitió en una época en que puedes buscar en internet lo que quieras escuchar. Y tal vez nunca haya nombres tan geniales como los que le ponía a sus programas, como estos: “Rock and Rolling” y “Durantástico”.

La Mano Peluda

Todos la pusimos alguna vez para asustarnos. Aunque a veces llaman para contar unas historias de risa o anécdotas muy flojas, ahí también se han dado momentos memorables, que convierten este programa en un símil moderno de cuando la gente se reunía alrededor de una fogata para contarse historias. Juan Ramón Sáenz Esquivel fue su legendario conductor. Dejó el programa en 2010, y comenzó el proyecto Extranormal, en TV Azteca, donde entrevistó a Josué Velázquez, un satanista a quien ligan con la muerte de Juan Ramón en 2011.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.