José Gabriel Carbajal, el relator de Radio Mitre: aventuras de una voz que le pone emoción al gol

Jose Gabriel Carbajal

Relator de fuste, con una garganta vigorosa, José Gabriel Carbajal es cardonense. Y no porque sea un fan absoluto del volante colombiano de Boca, sino porque nació en Cardona, Uruguay, a 150 kilómetros de Buenos Aires.

-¿Cuál fue el gol que mejor relataste?

-Uno que le hizo el Kun Agüero a Racing en el 2005, un domingo a la mañana en la cancha de Independiente. El Rojo ganó 4-0, con tres goles de Frutos y uno de Agüero. El gol del Kun fue espectacular. Y yo quedé muy satisfecho con la descripción que hice. Dije que Bochini lo iba guiando… Que el Kun le preguntaba «y ahora cómo sigo, maestro», y el Bocha le pedía que siguiera así, enganchando, quebrando la cintura…

-¿Y el partido que mejor relataste?

-La final de la Copa Intercontinental que Boca le ganó 2-1 al Real Madrid, en Japón, en el 2000. Esos partidos son especiales, te preparás de otra manera: descansás mejor, te alimentás mejor… No descuidás ningún detalle. Lo que más me gustó de aquel partido fue el final, cuando el Madrid buscaba el empate y yo empecé a incluir en el relato a jugadores de Boca históricos. Decía «quita en el medio Rattín», o «la aguanta sobre la izquierda Mario Zanabria» o «Riquelme se la tira larga a Perotti»… Fue muy emocionante.

Así como José Gabriel recuerda con claridad sus aciertos, tampoco se olvida de sus errores. “¿Cuál fue el más grosero? Creo que era la segunda o tercera vez que relataba para radio Continental, a principios de los ’90. En el Mario Kempes, que en aquel momento era el estadio Chateau Carreras, San Lorenzo le ganó a Belgrano. El gol del triunfo lo hizo el Beto Acosta y yo dije que había sido ¡Néstor Lorenzo! Cuando terminó el partido y me avisaron del error que había cometido, me quería morir”, confiesa.

En radio Mitre, además de formar parte de las transmisiones de los partidos, José Gabriel trabaja en el Súper Mitre Deportivo, de 0 a 1.30, una tertulia futbolera conducida por Gabriel Anello.

-¿Cómo creés que va a ser la final de la Libertadores que jugarán Boca y River en Madrid?

-La sensación que me dejó la primera final fue que Boca, poniendo el pie en el acelerador, dejando todo, no pudo doblegar a River. El equipo de Gallardo tiene más juego que el del Mellizo. En esta clase de partidos, River es superior, está un escalón arriba. Si bien Boca le saca ventaja en poder ofensivo, a River lo veo con más talante para enfrentar una final de manera integral.

También en Mitre, pero para Córdoba, Carbajal acompaña de 10-14 a Pablo Rossi en De Mañana, donde lleva adelante la “columna de deportes”.

Este año, y por segunda vez, estuvo entre los candidatos a quedarse con el premio Martín Fierro en la categoría “relator deportivo”.

“Después de la secundaria, me fui a estudiar periodismo a Montevideo. Allí, también, trabajé como camarógrafo en el noticiero de Canal 4”, cuenta José Gabriel, de 52 años, sobre sus comienzos en los medios.

Y agrega: “De vuelta en Cardona, empecé a relatar en 1987 en Radio del Centro. Algunos años antes, mi papá, que era profesor de dibujo, había ayudado a instalar la radio: sabía cómo poner la antena eléctrica, las consolas, los micrófonos…”.

Cada vez más consolidado, Carbajal siguió su carrera en radio Oriental, de Montevideo, y en 1990 se instaló en la Argentina, más precisamente, en Córdoba. Allí trabajó en LV3, lo que hoy es Cadena 3.

En 1992, tras un paso por Radio Universidad, también de Córdoba, José Gabriel se sumó a Continental, con Víctor Hugo Morales y compañía.

-¿Quién es, hoy, el mejor relator?

-Mariano (por Closs). Por su técnica de relato, por la precisión que tiene para nombrar a los jugadores, porque entiende mucho de fútbol…

-Si en un momento el referente era Víctor Hugo, ahora pareciera que las nuevas camadas de relatores buscan parecerse a Closs, sobre todo, cuando estiran la “a”. Anello es uno de ellos.

-El estilo de Mariano se impuso, sin dudas. Es a quien más siguen los relatores jóvenes porque se destaca en la radio y, también, en la tele, donde relata Copa Libertadores y Champions…

-También podría decirse que tiene un timbre distinto al de los relatores de antes, más agudo.

-Sí, los relatores de antes se destacaban por tener una voz más grave, más aguardentosa.

-Una voz uruguaya, a lo Zitarrosa.

-Exacto.

Por tono, ritmo y potencia de la “erre”, el relato de José Gabriel sigue la línea de Víctor Hugo. “Víctor Hugo es como Maradona: está por encima del resto”, comenta.

Igual que José Gabriel, Víctor Hugo es oriundo de Cardona. «Mi papá era su profesor de dibujo en el Liceo, que es como se le dice en Uruguay al colegio secundario», describe José Gabriel.

-Pero el “ta, ta, ta” no lo dijiste nunca…

-No, ésa es su marca.

-¿Y cuál sería la frase que te caracteriza?

-En el arranque de las transmisiones, a mí me gusta decir “salú la barra”. Es una frase que decía mi viejo cuando se encontraba con sus amigos.

No todo es fútbol en la vida de José Gabriel, que tiene dos hijos, Rocío, de 25 años, y Nacho, de 20, que es «hincha de Boca e Instituto», por el tiempo que vivió en Córdoba.

A principios de noviembre, por ejemplo, el relator fue a ver a Roger Waters al Estadio Único de La Plata. También le gusta practicar mountain bike. Y pintar.

El enojo de Fernando Bravo porque el Martín Fierro de Oro no fue para Héctor Larrea
“Siempre tuve facilidad con el dibujo”, reconoce el relator. “Ya de grande, en Córdoba, estudié pintura al óleo con Claudio Bogino, un gran maestro. Es más, como recibía buenas críticas por los cuadros que hacía, en un momento, en 2006, llegué a pensar que podía dejar de relatar para dedicarme a pintar profesionalmente. Al final no me decidí. No sé, tal vez lo haga más adelante».